Your address will show here +12 34 56 78
Blog, Desarrollo, Gestión de proyectos

En Pixel Radius últimamente asistimos al curioso fenómeno de lo que nosotros llamamos agilitis startupera, enfocado sobre todo a nuestro campo fundamental, el desarrollo. No nos adentraremos en el campo del marketing digital, por ser objeto de una biblia aparte.

Todo comienza habitualmente cuando un futuro CEO ha tenido una idea genial, suculenta y prometedora a nivel económico. Suele no existir la figura de un responsable técnico realista medio normal (hablamos de alguien que haya trabajado de verdad en trincheras, no de un vende burras de marketing digital).

Así, lleno de ilusión y magia, nuestro joven e inocente CEO comienza a visitar programas de empresas, campus buen rollistas, aceleradoras, etc., etc. Como por arte de magia, todos esos personajes salidos de una ópera bufa, expertos en todos los capítulos de Sillicon Valley, el despegue vertical y las maravillas del marketing digital, inyectan en la cabeza del simpático CEO, que bastante tiene el pobre con lo que le va a venir encima, el germen de la agilitis.
No me malinterpretéis, soy un firme defensor de los métodos de trabajo ágiles, y son adecuados, sí, pero en cierto momento y a cierto nivel.

En ese momento, nuestro simpático CEO, hasta entonces casi inocente, ya sabe kung-fu y ha sido bendecido por los 12 principios del manifiesto agile, y es consciente de los métodos de producción modernos y adecuados que todo esclavo tecnológico necesita. Ha adquirido un nuevo lenguaje, agile, business plan, trello, cloud, machine learning, integración continua, y un sin número más de términos que antes no conocía, y Dios Santo, sin los que ha tenido que vivir hasta ahora. ¡¡Increíble!! ¿Cómo ha podido sobrevivir en un mundo hostil lleno de dinosaurios sin esas herramientas???.

Por tanto, aprende que su proyecto necesita lo que el mecenas, el campus, la aceleradora o el iluminado de la serie de Silicon Valley indican, independientemente de si se va a poner pasta o no, porque eso es lo más divertido. Si no hay pasta, todos esos actores van esfumándose del teatro de operaciones, y entonces el simpático CEO se queda solito con el marrón. Mola, ¿no?.

En ese momento, la empresa en ciernes o esa Startup constituida ya padece de síntomas leves de Agilitis: Business plan interminable, dashboard de proyectos, diagramas de Gantt al segundo, desgloses y más desgloses de presupuestos y métodos de trabajo imbuidos con calzador a una empresa joven, sin experiencia y sin estructura.

Nuestro CEO bendecido sin saberlo está sentando las bases de un sistema de trabajo agotador para un equipo pequeño, y que a veces produce parálisis por análisis. Eso produce casuísticas delirantes (os juramos que lo hemos visto), como que tengamos infraestructura, plantilla, mockups, sistemas de integración continua, dominios, muchas deudas, etc., y NO HAYA UNA SOLA LÍNEA DE CÓDIGO EN PREPRODUCCIÓN, ya no digamos un MVP. Sin embargo, hay paneles de Jira o Trellos que harían vomitar a una cabra, tropecientos hitos y sprint para un maravilloso equipo de dos, repositorios de git con más ramas que una secuoya gigante, y salas y más salas de slack.

Por supuesto, todo debe acompañarse de entornos automatizados de juguete (en la super nube, claro, da igual cual) que solamente servirán para garantizar que no paren de pagar un pastizal al mes en cuanto tengan tráfico, y que a veces complican más que solucionan, o al menos en ese punto del proyecto. Ah, y que no falten nunca Docker y Kubernetes gobernando a placer.

Para complicarlo más aún, en algún momento se decide introducir dos figuras mágicas, el coach que acompaña al acelerador de éxito (o los dos juntos, esto ya es la hostia), y la traca final: la figura del gestor de proyectos ágil, con una imponente certificación PMP, por supuesto.

Ésta figura es fundamental para la historia de nuestro CEO. Se trata de un perfil de veintipocos años, que utiliza muchos tecnicismos en inglés, que tiene 0 experiencia en gestión de proyectos, pero también ha sido bendecido con el germen de la agilitis startupera. Su máxima fundamental es la siguiente: Dos embarazadas pueden dar a luz a un niño en 4 meses y medio (señor Suárez, no te imaginas la ilusión que me hizo volver a oír ésta frase ;D).

Resumiendo, nuestro CEO, si sigue vivo todavía, ha elaborado papiros enteros de business plans, devorado miles de sándwich mientras imprimía excel y más excel que curiosamente no coinciden con sus diagramas de Gantt ni presupuestos, claro, y entonces, después de 6 meses o un año, con plantilla, un montón de dinero propio o de familiares y amigos invertido, sistemas, prototipos, mockups, y muchas facturas, se da cuenta de que no tiene producto viable ni nada que mostrar, que los amables aceleradores se han ido esfumando por el camino, que la plantilla está en pie de guerra porque tiene un nivel de estrés estupendo, y que hace días que no duerme porque siente que no tiene ningún control sobre su idea o proyecto.

Y entonces, un buen día, el CEO descuelga el teléfono y oye una voz un tanto ronca, pero alegre: Pixel Radius, ¿dígame?.

0

Blog, Desarrollo
En Pulp Fiction, como bien sabréis hay un personaje destacado por su claridad y talante. Hablamos del señor Lobo, que interpreta el actor Harvey Keitel y nos brinda lecciones básicas de efectividad personal y profesional que es imposible dejar pasar.

1. Ten claro como aportas valor y explícalo fácilmente

“Hola, soy el señor Lobo, soluciono problemas”. En menos de 10 segundos, te presentas y explicas los beneficios de contar con sus servicios. ¿Cuánta gente te ha contado últimamente a qué se dedica y te has quedado igual que antes? Catacrocker Chief Officer, Transponder Fluxer Manager, Master of the Universe… el caso es impresionar y lo único que se consigue es espantar con el parloteo vacío de siempre. Pues eso, ve al jodido grano, a la gente le da igual tu vida y lo que quiere saber es qué van a obtener o qué valor recibirán a través de tus servicios.

2. Detalles, esos grandes desconocidos y que tanto cuentan.

Anda mira, un cadáver y no tenemos tiempo ni sabemos qué hacer… Sin embargo, el señor Lobo se permite el lujo de tomarse un café, disfrutando de él. Lo que se dice un genio, tiene mil cosas por hacer, pero al final ese momento es lo único que tienes y todo ese lío del día a día no te debería quitar el poder disfrutar del viaje, de los detalles.

3. Lo mejor es enemigo de lo bueno

Habíamos dicho que había un cadáver, total que el coche está un asco y toca limpiar. Así que el señor Lobo da las instrucciones necesarias: “No hace falta sacarle brillo, no se usa para comer, se limpia una vez a conciencia y listo”.

Limpiar al detalle la tapicería haría que no terminaran a tiempo, bien es suficiente, producto mínimo viable, no hace falta más 😉
A veces ser detallista en exceso nos conduce a la ineficiencia, así que valoremos lo bueno frente a lo perfecto. La guinda a veces estropea todo el pastel.

4. Autocomplacencia

Os habréis dado cuenta que somos acérrimos seguidores de Tarantino, pero es que este personaje tiene unos diálogos de traca, pura poesía.
Tras haber felicitado a Jimmy por la limpieza del coche y comenzar Jimmy a sorprenderse por el gran resultado, nuestro amigo el señor Lobo rebaja la moral soltando una de esas frases que no se olvidan: “No empecemos a chuparnos las pollas todavía”. Tienen un objetivo definido y los pequeños avances, por buenos que parezcan, nada significarán si este no se consigue. El Sr. Lobo zanja cualquier atisbo de autocomplacencia, un peligro que suele interponerse en el largo camino hacia una meta. No te acomodes y sigue avanzando, el premio está al final.

5. Llega antes, sé puntual

Hay una enorme diferencia entre llegar antes y tener tiempo para preparar mentalmente la situación o llegar pensando en cómo justificar el retraso. El señor Lobo lo llevá al límite, “estoy a 30 minutos, llegaré en 10” y aparece antes todavía. Eso sin duda, da una confianza de la leche.

6. Apúntalo todo

¿Soy el único que tiene una idea genial que me parecería imposible olvidar y…se me olvida? La mente es brutal creando, pero no es un SSD ni un HDD y lo dice uno que tiene una memoria basada en un taco de post-it. Así que, porqué no anotar toda esa lista de tareas y bazofia que ocupa espacio en tu mente y liberarla para otras cosas más importantes.

Así que ya sabes, la gente necesita qué puedes hacer por ellos; ahora es el único momento que quizá tengas, así que disfrútalo; usa tus pequeñas victorias para impulsarte sin acomodarte, llega antes de lo esperado y hazte un favor y anota lo que sepas que vas a olvidar.




0

Blog, Gestión de proyectos

Briefing:

Dícese de cualquier input que sirve para hacer un proyecto. Es extremadamente flexible. Puede ir en cualquier soporte, no requiere de ninguna estructura, y puede ser suministrado en cualquier situación, preferiblemente conduciendo y/o en el baño. Se sospecha que algunos clientes ingieren sustancias psicotrópicas para facilitar su elaboración.

 

Funcional:

Como briefing, pero con tiempos, sin hitos y recortando un 75% el presupuesto inicial del proveedor posterior al briefing.

 

Innovación:

Vocablo de lenguaje esquimal con miles de acepciones.

 

Proyecto Innovador:

Se aplica a cualquier cosa que haya hecho mi competencia y que yo quiera copiar, aunque se haya hecho con dos palos y una patata.

 

Proyecto Funcional:

Como innovador, pero más barato.

 

Plazo:

Lapso difuso con propiedades mágicas.

 

Estimación:

Proceso por el cual el cliente necesita que le expliques detalles minuciosos acerca del futuro de la humanidad y sus implicaciones económicas. Se rumorea que en ocasiones se ha permitido el uso de un condensador de fluzo, pero son las menos.

 

Estimación precisa:

Además de todo lo mencionado en la estimación, requiere de procesos avanzados de predicción de clima, condiciones políticas, gestión de las vidas de todo el equipo del proyecto, nuevas tecnologías no descubiertas aún por el hombre y todos los procesos de I+D asociados. Además, es necesario tener una precisión de minutos y segundos.

 

Project manager:

Humano con superpoderes. Es capaz de predecir el futuro, leer los pensamientos ajenos, mover objetos con la mente y modificar el continuo espacio-tiempo.

 

Proceso de aceleración:

Proceso por el cual el cliente decide incorporar nuevos elementos al proyecto, consiguiendo retrasarlo mucho más aún. Este proceso implica a veces la contratación y formación de nuevos recursos con resultados aleatorios.

 

Tareas:

Segmentación de cometidos en un proyecto, que resultan siempre en una percepción opuesta por parte del cliente y proveedor.

 

Tareas terminadas:

Tareas cuya autoría se atribuye todo el mundo.

 

Tareas pendientes:

Tareas de atribución desconocida.

 

Problema:

Escollo inicialmente sencillo, que tras varias reuniones internas y con el cliente, se va convirtiendo en un agujero negro de proporciones bíblicas.

 

Esfuerzo:

Dimensión cuántica inestimable, excepto para saber que es inversamente proporcional al tiempo que queda para finalizar el proyecto.

 

Reunión:

Proceso curioso que sirve habitualmente para fijar la fecha de la próxima reunión, y así sucesivamente.

 

Procastinar:

Dejar para mañana lo que ayer dejaste para hoy, entrando en un círculo mágico similar al pago con las tarjetas de crédito.

 

Hito:

Agujero negro en el espacio tiempo de un proyecto, utilizado generalmente para conseguir que el cliente pague de una vez.

 

Transformación digital:

Rito vudú moderno por el cual se crean redes sociales, y uno o varios componentes de la plantilla emiten en live-streaming por youtube, incluyendo el ir al baño. No debe implicar jamás ninguna reestructuración de conocimientos, plantilla y/o gestión de proyectos.

 

Prototipo:

Proyecto totalmente funcional, solicitado sin ánimo de lucro o coste alguno y siempre bajo el amparo de las frases “necesitamos hacernos una idea” o “necesitamos verlo”.

 

Proyecto:

Todo aquello que puede contener el soporte briefing, aderezado con varias incursiones en el mundo de los sueños, y enriquecido con los factores tiempo y reducción de costes. Suele ir acompañado del conjuro “tengo alguien que ya me ha dicho que se puede y me lo hace más barato”.

 

Presupuesto:

Objeto mágico de propiedades curiosas. Es inversamente proporcional a la extensión del proyecto y su complejidad. Cuánto más complejo es el proyecto, menos debe cobrarse por él. A pesar de ser un objeto con tales propiedades, nadie parece poder quedárselo ni querer ser responsable de su posesión o aprobación.

 

Creatividad:

Proceso de aprendizaje por observación, por el cual el cliente intenta transmitir todo lo que ha aprendido en el café de las 11 o su última visita al post de moda.

 

Factura:

Elemento subversivo que multiplica las propiedades mágicas del objeto plazo por 2, 3 o 5.

 

Consultoría:

Proceso gratuito de análisis que suele incluir consultas telefónicas, visitas presenciales, diagramas y posibles prototipos. Se recomienda no mezclar con el objeto presupuesto, posible riesgo de reacción química explosiva.

 

Teléfono:

Objeto diabólico. Suena continuamente y se le atribuyen propiedades telepáticas y/o telequinéticas. Hay clientes que aseguran de forma fehaciente que a través de él lees sus pensamientos, puedes mover objetos y manipular el tiempo, solamente con el poder de la mente.

 

Teléfono con manos libres:

Como teléfono, pero en un entorno mucho más íntimo y personalizado. Tú, el atasco, tu cliente, sin nada que poder consultar y disfrutando de la conversación. ¿Qué más se puede pedir?

 

Baño:

Habitáculo relajante con propiedades curativas. Se le atribuye una relación sinérgica y misteriosa con los objetos teléfono y “mail urgente”.

 

Mail:

Entorno de comunicación inmersivo utilizado habitualmente como repositorio documental e histórico, receptor de conversaciones sin principio y final, siempre en grupo, y en general para cualquier cosa que no sea la gestión del proyecto, para lo cual es preferible el teléfono, dónde va a parar.

 

Mail bomba:

Variante del anteriormente mencionado objeto “mail”, utilizado para una conversación especialmente hiriente, con al menos 5 o 6 sujetos en copia, y sin ningún tipo de objetivo profesional o mejora. Solamente tiene por objeto el daño gratuito o la dispersión de responsabilidad.

 

Planificación:

Estado onírico del cliente por el cual asume que ha sentido o dicho cosas que no han ocurrido. Aplicada al gestor de proyecto, se refiere a la predicción del futuro y sus implicaciones en los próximos 3 años.

 

Análisis:

Café de las 11.

 

Diseño del proyecto:

Ver Innovación.

 

Sugerencia:

Proceso por el cual automáticamente se añaden ítems al proyecto restando costes al presupuesto y disminuyendo los tiempos.

 

Experiencia:

He leído algo en un post de un amigo que lo ha copiado a su vez de la conversación en el café tras la tortura a otro proveedor.

 

Estrés:

Estado emocional que precede siempre al día anterior a la presentación del proyecto o inmediatamente después de las peticiones de información adicional o aprobación del objeto mágico presupuesto.

 

Fin de semana:

Período laboral normalizado de 16 horas mínimo con propiedades mágicas. No aparece jamás en los diagramas de Gantt, pero se incluye en el concepto planificación y en el proceso de entrega. No incluir jamás en el presupuesto, bajo riesgo de muerte.

 

Noches:

Período laboral normalizado.

 

Días festivos:

Período laboral aleatorio, dependiente de comunidad autónoma del cliente y por tanto, de sus vacaciones.

 

Ciclo de vida del proyecto:

Vete a saber.

 

Ciclo de aprobación del proyecto:

Estado indefinido con una onda de picado alto. Hay que estar atento. Suele producir en el profesional un estado de indefensión aprendida similar al de los prisioneros en los campos de concentración nazis.

 

En breve:

Para ayer.

 

Pronto:

Para ayer.

0

Blog, Desarrollo

Ya lo dice el dicho “renovarse o morir”, esa es la única ley que impera en un entorno tan competitivo como el que vivimos. ¿Quieres saber hacia donde se encamina nuestro sector?, aquí te damos varias claves que te ayudarán a estar al día de lo que está por venir.


En un mundo en constante cambio la tecnología representa una parte esencial de la evolución lógica de las cosas, y el desarrollo en general y el web en especial deben ser capaces de adaptarse a las tendencias actuales para mostrarse dispuestas a todo para desenvolverse en ámbito profesional y de los negocios.


Con millones de sitios web funcionando en todo el mundo y con millones de empresas pujando por el posicionamiento en buscadores nos encontramos con un espacio en el que los desarrolladores web deben idear nuevas formas de mejorar sus resultados de posicionamiento y ser mas competitivos.


Podríamos considerar nuestras webs como complejas cadenas de código e imágenes bailando por la pantalla con el único objetivo de alegrar la vista al usuario, pero estaríamos cayendo en el error de menospreciar su verdadero significado. Son la cara visible de nuestros clientes, el valor añadido que ofrecen a sus clientes y lo que les diferencia del resto de competidores. Por eso nuestro deber es ofrecerles vías más creativas y dinámicas de mejorar sus resultados en la red.


Estar siempre en movimiento, esa es la filosofía en el desarrollo online por ello es primordial definir los desarrollos de manera acorde con las últimas tendencias, técnicas y puntos de vista actuales para mantenerse actualizados.


¿Qué podemos esperar de este 2021?, démosle un repaso a las tendencias que se están imponiendo actualmente.



PWA (Progressive Web App)

Pero, ¿qué son las PWA?, son aplicaciones móviles que actúan como lo haría una aplicación nativa, pero que realmente se trata de un sitio web encapsulado. Las PWA o aplicaciones web progresivas, según los últimos datos, poseen unas tasas de conversión más altas que sus homologas nativas, entorno a un 36%; es por ello en Pixel Radius podemos considerarlas una tendencia que mantendrá su continuidad en un futuro próximo ya que ofrecen una experiencia similar a una aplicación nativa y una flexibilidad mayor desde el punto de vista de un desarrollador.


Este tipo de aplicaciones poseen una funcionalidad similar a las aplicaciones nativas, pero aportan mayores cotas de interactividad y recepción por parte de los usuarios, y sin el inconveniente de las descargas. Algunas marcas importantes están trabajando realizando una combinación de ambas tecnologías, aunando lo mejor de ambos campos, ofreciendo la estabilidad de los desarrollos nativos y aprovechando las velocidades de carga de los entornos web.


El mundo esta “movilizándose” cada vez más. El uso del teléfono móvil cada vez está más globalizado a nivel mundial gracias a su facilidad de uso y las posibilidades que ofrece, es por ello que este tipo de desarrollos se volverán cada vez más habituales.



“Modo oscuro”

Ya es algo más que una moda pasajera en los desarrollos de aplicaciones y webs actuales. Un entorno basado en tonos oscuros, facilita la visibilidad de los contenidos, aportándole comodidad y facilidad visual, reduce los consumos de batería del dispositivo ya que los tonos oscuros requieren de un menor consumo de la pantalla y reducen drásticamente la fatiga visual del usuario, mejorando la experiencia. Sin tener en cuenta que aporta una estética distinguida y moderna.


Grandes marcas se están posicionando claramente hacia esta tendencia en sus desarrollos para este curso, es algo que debemos tener en cuenta en nuestros proyectos futuros.



Chatbots

Los sistemas de comunicación trabajando sobre IA (inteligencia artificial), cada vez estarán más presentes a lo largo de este año. Es una necesidad creciente el disponer de asistentes virtualizados mejorados y chatbots funcionando sobre IA que faciliten la experiencia del usuario.


Esta tecnología puede no parecer esencial, pero su integración en los sitios web facilita la accesibilidad del sitio y la fidelización del usuario, por lo que los chatbots pueden considerarse una herramienta esencial a la hora de brindar una mejor experiencia, reducir las tasas de abandono y mejorar el soporte a los usuarios.


Estos bots (robots) procesan la información recogida y ofrecen la mejor solución teniendo en cuenta las características del usuario, de una manera natural para crear la sensación de estar tratando con asistente humano.


El reconocimiento de voz y la inteligencia cognitiva se combinan para mejorar la confiabilidad de los chatbots y acercarlos a lo que podría ofrecer el personal humano. Son muchos los campos en los que cada vez más los chatbots dan buena cuenta de su importancia a la hora de ofrecer soporte en diversas áreas de la industria actual.



Diseños “Single page”

Esta tendencia no es nueva, creció ampliamente a lo largo del pasado año y se consolidará a lo largo de este. Se presenta como una tendencia continuista lo cual ayuda a agilizar nuestros desarrollos futuros.


El “Larousse” o el “libro gordo de Petete”, han sido sustituidas por los buscadores y por la Wikipedia. El acceso rápido y concreto a los contenidos se ha vuelto primordial. El tiempo en el que una web tenia más niveles que cualquiera de las versiones de Mario Bros ha pasado, ya no se conciben organigramas extensos para los sitios web. El uso de los dispositivos móviles ha facilitado la inserción de los sitios web en una sola página (single page), ya que son más accesibles para el usuario y facilitan la navegación a través de ellos, optimizando los tiempos de carga y olvidándonos de los laberinticos sitios web de antaño donde era fácil no saber dónde te encontrabas.


Esta tendencia mejora la experiencia del usuario en todos los aspectos. La sensación del “tenerlo todo ahí” y los tiempos de carga reducen ampliamente las tasas de rebote. Mejoran su funcionalidad en cualquier dispositivo por su sencillez. En Pixel Radius apoyamos esta metodología ya que recortamos los tiempos de desarrollo y el espacio necesario para alojar el sitio, ya que facilitan que el contenido esté más concentrado y resulte más atractivo a la lectura y comprensión.



Reconocimiento de voz

El conocido como Internet de las cosas o IoT, está cobrando cada vez más importancia en los últimos tiempos. A lo largo de este año podemos esperar un crecimiento sustancial de estas tecnologías. Destaca entre todas todo lo referente a la síntesis de voz o vulgarmente conocido como reconocimiento de voz, teniendo cada vez más presencia en el mercado por medio de los asistentes de voz integrados en distintos dispositivos. Se calcula que para el año 2023 habrá cerca de 8 millones de asistentes de voz instalados en el mundo.


Las funciones de búsqueda mediante tecnologías basadas en síntesis de voz cada vez están más generalizadas en los desarrollos actuales y las empresas se están percatando de su potencial. El comercio electrónico de voz se presenta como una clara tendencia a dominar el mercado. Todas las grandes empresas están introduciendo esta tecnología para incrementar los niveles de innovación en sus productos.


La proliferación de nuevos asistentes de voz y altavoces inteligentes esta facilitando el acceso a estas tecnologías por el usuario de a pie. Debemos asegurarnos que nuestros futuros desarrollos estén completamente optimizados para adaptarse a estas tecnologías y ofrecer la funcionalidad de búsqueda por voz ya que claramente es una tendencia que se consolidará a lo largo de este año.



Securización

Cada día cerca de 50 mil sitios son atacados por hackers informáticos. Esto se presenta como algo preocupante, ya que, en la actualidad, muchas empresas y negocios sustentan su gestión sobre plataformas web, con todo lo que eso representa, ya que las empresas en muchos casos poseen datos sensibles de sus clientes que en un momento dado pueden verse expuestos con el riesgo que eso plantea. Este año la implementación de nuevos protocolos para los sitios web, más estrictos, que todos los sitios web deberán cumplir.


La incursión del protocolo HTTPS será prioritaria en los futuros desarrollos web. Este protocolo es un estándar de seguridad básico para cualquier sitio web actual, ya que representa una garantía a la hora de realizar las comunicaciones de manera segura sin amenazas de terceros. Desde hace más de un año los sitios web que no están marcados como seguros (HTTPS), quedan claramente identificados para los usuarios en sitios como Google.


Las actualizaciones periódicas y el mantenimiento del software son imprescindibles para garantizar la seguridad del sitio web. También debemos adoptar procedimientos eficaces a la hora de gestionar nuestras contraseñas.



Cloud Computing

Según los expertos, para este año se espera que los servicios basados en la nube crezcan entorno a los 306,9 mil millones de dólares durante el presente año. Es de esperar, por ello, que los avances en computación en la nube crezcan ampliamente a lo largo de este 2021.


Los sistemas de computación en la nube (cloud computing), evitan la pérdida y sobre carga de datos. Posee la posibilidad de cubrir las funciones de los servidores tradicionales y que en un breve espacio de tiempo se conviertan en la tendencia en este campo. Esto cambiará el enfoque en lo referente a los desarrollos web de aquí en adelante, ya que reduce los costes en desarrollo y fortalece la arquitectura de los sitios desarrollados con estas tecnologías. Actualmente tanto en Pixel Radius como en grandes empresas del sector se ofrecer diversos servicios orientados a la computación en la nube cada cual con diferentes características y tecnologías.


Debido a la necesidad de servicios cada vez más globalizados, muchas empresas se apoyan en infraestructuras basadas en la nube. Esta tendencia en el desarrollo web ayuda a la integración de las herramientas. Algunos frameworks como AngularJS o NodeJS se consolidarán como tendencia hasta la aparición de nuevas tecnologías que los sustituyan. La realidad aumentada (AR), la realidad virtual (VR), el internet de las cosas (IoT), las motion UI, la aceleración de páginas web móviles y las tecnologías blockchain son otras de las tendencias que tendrán su espacio a lo largo de este año.

 

0

Blog, Formación

El rápido crecimiento de lo que se ha venido a denominar Aula 2.0 ha creado un nuevo escenario en el que los centros formativos se han visto abocados a una reconversión como nunca antes se han visto. Las aulas, los docentes y los centros en general, han tenido que adaptarse a la nueva realidad que integra una reconversión completa de las infraestructuras destinadas a la docencia, un sobre esfuerzo a nivel formativo por parte de los docentes y alumnos, y la creación de un nuevo escenario donde las plataformas y contenido digitales tengan un protagonismo como nunca antes se había dado. La urgencia y falta de previsión han creado una necesidad global de capacitación y de implementación de servicios que requieren de un estudio individualizado de cada escenario, porque ningún centro tiene características o necesidades similares.

 

Debemos facilitar el acceso a la digitalización creando entornos simples donde la accesibilidad esté garantizada y que permitan la rápida integración de todos los participantes mediante una curva de aprendizaje muy leve y unos tiempos de puesta en marcha muy ajustados. “Educación para todos”, parece un lema, pero es una necesidad. Debemos asegurarnos que la infraestructura se muestre “amigable” con el usuario. No todas las personas que accedan a este servicio dispondrán de la misma capacitación técnica, ni de los mismos recursos, por lo que debemos asegurar la mayor compatibilidad en todos los aspectos, no basta con “poner una webcam en el aula”. En Pixel Radius hemos realizado un estudio y tras analizar las necesidades técnicas y los recursos disponibles, somos capaces de adaptar los espacios físicos para que se integren correctamente en los espacios virtuales, para que los dos escenarios se fusionen y formen una sola plataforma unificada. Podemos tecnificar el aula, creando una réplica virtual del espacio de trabajo, ofreciendo un sistema simple de retransmisión de contenidos individualizado para cada una de las aulas digitales, que ofrezca las mismas herramientas a los alumnos tanto de forma presencial como en remoto. El uso de cámaras con sistemas de seguimiento posibilitará una mayor inmersión para los alumnos en remoto, aportando así la comunicación no verbal a la lista de herramientas del usuario remoto. Integraremos la posibilidad de mostrar múltiples contenidos mediante layouts adaptados a los escenarios y temáticas que se presenten.

 

La integración de los usuarios remotos es esencial, si disponemos de un entorno que ofrezca garantías para generar este escenario donde lo presencial y lo virtual se unan dispondremos de una plataforma adaptada a cualquier necesidad presente y futura y generaremos la base para nuevas vías de formación mediante entornos colaborativos, SCORM, Webinars y distintos tipos de integración. Todo esto es posible aportando un conocimiento técnico de los recursos, un asesoramiento correcto adaptándose a las necesidades del entorno y ofreciendo unos costes contenidos que aporten viabilidad a la digitalización de los centros formativos y a la formación de los profesores, apostando por unos tiempos reducidos e infraestructuras ajustadas a las necesidades.

 

Está claro que el concepto “aula conectada” es una evolución necesaria de los métodos de formación habituales, pero algo que no debe perderse de vista en esta evolución es el contacto con lo físico, la presencia del tutor y el peso del lenguaje no verbal son claves para la educación, es la esencia misma del formador. De lo que aquí hablamos es de transmitir esa presencia a través de una pantalla al alumno y de dotar de mejores herramientas a los centros que permitan facilitar rápida comprensión de los conceptos y enriquezcan el conocimiento, nunca para convertirse en un sustituto de los mismos.

 

El alumno digital por su parte tiene otros compromisos, posee las herramientas y los conocimientos técnicos, ya es lo que podríamos decir un alumno “digital” de por sí. Lo que necesitamos ahora es “fisicalizar” al alumno, que aprenda que lo que tiene ahora mismo son mejores herramientas, que no pierda el foco, que no simplifique las posibilidades de las aulas digitales, que use los recursos a su mano para dar un salto cualitativo en su conocimiento, saber de tecnología no es tener Facebook o Tick Tock, es saber utilizar las herramientas que ofrece los entornos digitales de manera eficiente, saber de dónde vienen las cosas y que podemos lograr combinando esos recursos a nuestro alcance para ir un paso más allá, ese es el perfil que debe de tener un alumno 2.0.

 

Es normal que todo esto pueda generar una sensación de vértigo a los centros formativos, estamos hablando de un avance y un cambio en la estructura equiparable al boom que está representando el e-commerce para el pequeño y mediano comercio. La digitalización ya no es algo aleatorio, es una realidad a la que debemos acostumbrarnos y acoger de manera natural. Todos estos cambios generarán nuevos retos y escenarios los cuales facilitaran los procesos formativos y potenciara la competitividad de los alumnos.

0

Blog, Eventos

A día de hoy, las relaciones interpersonales han dado un giro de 180° volviendo imposible acceder a los espacios feriales, espacios colaborativos, aulas y todo lo que represente un acceso masivo de personas. Como es lógico esto afecta directamente a muchos ámbitos de nuestra vida profesional y personal. Hemos tenido que reinventarnos en muchos aspectos, pero por suerte a día de hoy la tecnología nos brinda muchas posibilidades de interacción, acercándonos de nuevas formas a los demás y ofreciéndonos nuevas posibilidades de interacción. Estamos de acuerdo que el trato personal nunca podrá suplantar a un apretón de manos y un feedback directo con nuestros clientes, alumnos o empleados. La proximidad posee un plus que la tecnología no puede superar a día de hoy.

 

Pero no todo van a ser malas noticias, ya que esta situación extraordinaria nos da la posibilidad de abrir nuevos horizontes y canales de comunicación que antes nos parecían distantes en el tiempo. El auge de las videoconferencias, acarreado por la situación actual, se ha visto diferido a la creación de webinars y entornos colaborativos avanzados, en los que la capacitación técnica cobra un protagonismo especial, y que marca la diferencia entre el éxito y el fracaso. Ser capaz de valorar los riesgos, los recursos, la tecnología y los medios a utilizar, es la diferencia entre una experiencia nefasta y un evento con garantías.

 

Más de uno cae en el error de pensar que un webinar posee las mismas características que una charla grupal como puede darse en cualquier plataforma de videoconferencia de las que seguro hemos dado buena cuenta en los últimos meses, nada más lejos que eso. La infraestructura necesaria para realizar un webinar es completamente distinta. Estamos de acuerdo que algunos de los medios son comunes, usamos una webcam para mostrar nuestra imagen y un micrófono para que se nos oiga, pero hasta ahí llegan las similitudes. Necesitamos una plataforma que soporte la conexión masiva de 100, 200 o hasta 500 usuarios simultáneamente. Que nos permita el uso de contenidos multimedia, presentaciones en distintos formatos, grabación, estadísticas, formularios, gestión de roles y administración de perfiles antes, durante y después del evento. Y todo ello en un entorno accesible a un usuario con un perfil técnico en muchos casos bajo que solo contempla el “enchufar y listo”. Esto lleva a la siguiente frase, “lo que es fácil para ti, es complicado para mí”, ¿Qué significa esto?, muy sencillo. Para conseguir una sensación de simplicidad y usabilidad extrema es necesario un sobre esfuerzo en todo lo referente a planificación y análisis del espacio y condiciones en el que se va a desarrollar nuestro evento. Debemos adelantarnos a lo que pueda surgir, cerrar flecos, cubrir hasta el último punto por el que un evento sencillo se puede convertir en una mala experiencia. Por eso es tan importante que desde el primer momento apostemos por la capacitación técnica, la experiencia y el conocimiento del entorno. De este modo nos aseguraremos el éxito.

 

En Pixel Radius apostamos por un seguimiento directo del evento, realizando diferentes análisis no solo de nuestros recursos, esos podemos controlarlos fácilmente, lo complicado es introducirnos en las necesidades del ponente. No todos disponemos de un equipo actualizado, de una conexión perfecta, de una cámara de alta calidad o de los conocimientos técnicos necesarios para resolver cualquier incidencia que nos pueda surgir en un momento dado. Rara vez se da el caso de que todos los ponentes tengan unos recursos similares y un conocimiento suficiente para cubrir ese aspecto tan necesario en un webinar. Debemos afrontar la planificación de un webinar de manera sectorial, diferenciando los elementos que la componen. Dando un respaldo especifico a cada apartado. Podemos crear varias categorías básicas referentes al propio evento. Debemos tratarlas de modo independiente, y cada una requiere de una atención distinta:

 

  • Entorno técnico (plataforma, recursos de hardware y software, conocimiento técnico necesario)
  • Comunicación (aspectos relacionados con las necesidades y gestión con el cliente)
  • Documentación (presentaciones, contenidos formativos, formularios, encuestas, etc…)
  • Diseño de experiencia (estudio del entorno y enfoque del evento)
  • Elementos audiovisuales (cartelas, elementos de postproducción, assets)

 

Entorno técnico:

 

Este es el punto en el que se soporta todo el trabajo de nuestro webinar, integra todos los elementos técnicos del servicio. Deberemos seleccionar muy cuidadosamente todos los elementos que participen en este apartado. Ninguna plataforma ofrece las mismas características. Es importante que evaluemos las necesidades del evento desde el minuto 0, no podemos “matar moscas a cañonazos” como se dice vulgarmente, no necesitas una plataforma ultra potente para un evento de 50 personas, ya que esos costes acabaran repercutiendo en tu cliente y en la viabilidad del trabajo. Hay múltiples plataformas con diferentes cualidades. Posiblemente ninguna sea la ideal, para elegir correctamente se debe disponer de los conocimientos adecuados ajustarnos a las necesidades del cliente.

 

En lo referente al hard y soft a utilizar, solo se puede decir una cosa “no escatimes”, este es en el punto sobre el que se apoya tu propuesta para el evento, siempre buscamos los componentes que nos den la máxima estabilidad y calidad. Los webinars son eventos inestables de por sí, depende de muchos factores, tales como el equipamiento de los ponentes, su conocimiento técnico y el volumen de asistencia al evento. Normalmente las plataformas existentes adaptan su calidad y rendimiento al hardware y software de los asistentes, por lo que es esencial tener muy claros los hitos a alcanzar en el apartado técnico. Si marcas unos requerimientos demasiado abiertos, puede acabar repercutiendo a todo el global y llevarte a situaciones criticas que den al traste con tu evento, provocando cortes y degradando la experiencia final de los asistentes.

 

Comunicación:

 

Es la base de la civilización, la razón por la cual hacemos esto, para comunicarnos. Fuera de todas estas razones metafísicas, la comunicación es para nosotros la base de todo evento. Somos el instrumento del que se valen nuestros clientes para llegar a un fin y tenemos que verlo como tal. En Pixel Radius tenemos como norma el mantener un canal claro y abierto con nuestro cliente, escuchando e intentando aportar nuestro mayor conocimiento del medio. A veces hay que saber decir que no, es lo más importante, nuestro cliente conoce su producto, pero nosotros sabemos como mostrarlo de manera que brille por si solo. Esta es una línea muy delgada por la que hay que saber caminar, porque aunque el cliente tenga una idea preconcebida de como tienen que ser las cosas, tenemos que tener en cuenta que hablamos de un entorno que posee sus limitaciones y debemos proceder en base a esas limitaciones, asegurando el evento y brindando la mejor experiencia posible a los asistentes ante todo “el show debe continuar”, y a veces hay que asesorar al cliente siempre respetando la idea original y aportando nuevas soluciones que vengan de la capacitación técnica y el estudio del medio.

 

Documentación:

 

La información es la parte más sensible para el cliente y por eso la tratamos como tal. Hay que adaptar, optimizar y organizar el contenido, siempre con el consenso del cliente y dándole la importancia que posee. Tenemos que tener claro desde un primer momento que el un entorno de webinar no funciona el “todo vale”, estamos en un entorno online, con unos recursos limitados y compartidos con un gran número de usuarios, por lo que la optimización y el correcto tratamiento de los contenidos en vital. Nos gusta tratar el contenido como se merece, tenemos muy en cuenta la dinámica del evento, los tiempos de carga y las pausas que esto genera. Siempre hay tendencia a enriquecer los contenidos con todo tipo de videos, animaciones, imágenes de gran tamaño y es nuestra obligación adaptar y asesorar sobre estas cuestiones, aportando una perspectiva técnica que ayude a conseguir el equilibrio perfecto. Aquí es muy importante disponer de un conocimiento amplio de los recursos a nuestro alcance y de las posibilidades de la plataforma, podemos decir que el “menos es más” está más que justificado si lo que deseamos es un evento fluido y libre de incidencias.

 

Diseño de experiencia:

 

“La planificación, ese gran desconocido”, podría ser el titulo de una novela, pero en realidad es la piedra angular de un evento, sea presencial o virtual. La manera en la que el usuario recibe los contenidos y la forma de emitirlos representa un aspecto básico y a veces descuidado de toda esta aventura. Si no cuidamos el “quien”, el “como” y el “cuando” nos podemos encontrar con un batiburrillo de elementos sin sentido que no lleva a ningún sitio y que transmite una experiencia confusa al usuario de nuestro espacio.

 

Aquí abrimos la sección donde la creatividad, el análisis y el estudio pueden tener su mayor baza. En Pixel Radius sabemos que debemos lo importante que es ponernos en la piel del que está enfrente, por eso vamos a analizar cada paso que pueda dar y en que grado afecta a el resultado final, vamos a buscar los puntos de fallo y vamos a estudiar como solucionarlos antes de hacer “click” y que todo empiece a rodar. Para ello crearemos una dinámica completa, diseñando un guion completo donde estén reflejados todos los puntos destacables del webinar, con una línea de tiempo marcada y unos procedimientos establecidos. Aunque no lo sepas “en la radio no se improvisa”, aquí tampoco. Debemos repasar el guion y los detalles de producción con nuestro cliente, para que disponga de una potente herramienta y así generarle espacios en los que ir integrando los distintos elementos de su evento con la garantía de que al final todo encaje y se vea como “un todo”.

 

Elementos audiovisuales:

 

No vamos a pintarlo todo tan negro, teniendo asegurado el conocimiento de los dos puntos anteriores y aportando una base técnica, los webinars nos ofrecen múltiples posibilidades para organizar nuestro eventos digitales y “lucirnos” frente a nuestro público. La posibilidad de utilizar herramientas y dispositivos más propios de la realización televisiva nos aporta la libertad para insertar mediante el uso de cámaras virtuales y software de edición diferentes tipos de elementos audiovisuales realizados mediante técnicas de postproducción. Son una gran solución a la hora de ofrecer contenidos más ricos visualmente y nos da la posibilidad de combinar distintos tipos de elementos dentro de un mismo espacio. Aquí el conocimiento del lenguaje visual es esencial, nunca debemos saturar al usuario, los contenidos deben de ser claros y pausados, siempre deben aportar algo que la simple presencia del ponente no pueda cubrir, ya que en caso contrario ensuciarán y restarán protagonismo al ponente, algo que es prioritario. Para esto es necesario estudiar la dinámica del evento, valorar que tipo de componentes son los que mejor se adaptan a las necesidades de nuestro cliente y como pueden afectar al trascurso del webinar.

 

Que empiece la acción.

 

Ya está todo listo para que todo comience. Es importante que realicemos comprobaciones previas de todos los elementos importantes antes del comienzo del evento, si marcamos los puntos importantes desde un primer momento a este paso será tan solo un proceso rutinario que lo único que reafirmará es que el trabajo está bien hecho y estaremos listos para comenzar. Ha día de hoy los webinars son el método más productivo y eficiente para dar a conocer nuestro producto, formar a nuestros alumnos o comunicar nuestras ideas. Hemos desarrollado una metodología que aúna la experiencia de usuario con un fuerte conocimiento técnico.  Esto se traduce en espacios abiertos y accesibles donde generamos un sitio en el que expandir las ideas, en eso debe convertirse un webinar, nosotros lo creemos así.

0